CRITICA: "LO QUE LE FALTA A COLOMBIA"

Publicado por: j.o.s.e

Etiquetado en: Sin etiquetar 

j.o.s.e

 

William Ospina en su obra "lo que le falta a Colombia" hace una excelente crítica al gobierno y los habitantes del país en la que se evidencia lo poco orgullosos que nos sentimos de lo nuestro.

 

Después de 200 años de independencia, los colombianos no nos atrevemos a cambiar, nos avergonzamos de nuestros orígenes y tratamos siempre de imitar otras sociedades y estilos de vida que creemos mejores; no valoramos los recursos que tenemos y dejamos que otros países gobiernen sobre el nuestro, que manejen nuestras riquezas a su modo, ya que el gobierno colombianos se deja manipular, no reconoce lo que somos y tenemos; y por ello busca la manera de progresar basada en el consumo de bienes externos en lugar de aprovechar las riquezas y recursos locales para así disminuir los índices de pobreza y por ende los problemas políticos, económicos y sociales que agobian al país.

 

Así mismo, Es triste saber que en un país como el nuestro priman los derechos particulares, que cada uno piensa solo en sí mismo y son pocos los que se atreven a ayudar y hacer verdaderamente algo por el país o por las personas que lo necesitan; aun más triste es pensar en los soldados aquellos que mueren por nosotros, por su patria, que no son más que personas de escasos recursos que ven en el ejercito una salida económica a sus múltiples problemas; pagar servicio militar es obligatorio, pero solo para las personas de menos recursos; ya que en Colombia los índices de pobreza son bastante altos y traen grandes insatisfacciones a quienes lo viven, por las pocas soluciones visibles a sus problemas, esto hace que quienes no ingresan al ejercito  decidan tomar el camino de la ilegalidad, mientras los demás somos indiferentes e ignoramos la realidad que vive el pueblo colombiano.

 

Por otro lado, el estado Colombiano es un estado que solo busca lucro y poder, que está con la minoría y no apoya a quienes realmente lo necesitan; lamentablemente no hay personas que luchen por los ideales comunes, porque nos invade el miedo, la sensación de que no podemos o que somos menos fuertes, y el silencio se apodera de nosotros, no nos pronunciamos, simplemente esperamos, nos resignamos y creemos que eso fue lo que nos toco, esperamos algo que no va a llegar a menos que actuemos y tratemos de cambiarlo.

 

En conclusión, la solución para este gran problema no es creer que la responsabilidad es solo del estado, tenemos que empezar a ser parte de la solución, dejando a un lado la indiferencia y creyendo en lo nuestro dándole mayor importancia a nuestra cultura y costumbres, sintiéndonos orgullosos de ella; aquí se encuentra la revolución en sentir ese orgullo, sentir la sangre derramada en los campos colombianos, en buscar la solución a los problemas en cada uno de nosotros y en darnos cuenta que nosotros también podemos crear, investigar y mostrarle cosas nuevas al mundo, valorando lo nuestro.

 

Daniela Paulina Arboleda Muñoz- 112

 

 LO QUE LE FALTA A COLOMBIA – WILLIAM OSPINA       

Critica:

Es lamentable que un gran país como lo es Colombia, sabiendo que cuenta con mucha riqueza (natural, cultural, deportiva,  y hasta científica)  no sea lo suficientemente capaz y autónomo como para trazar su propio destino y futuro.

 

Lastimosamente nuestra patria no ha tenido el valor e instinto necesario para salir adelante por si mismo, donde siempre hemos vivido bajo las sombras de otra país, con mas poderío, claro esta,  atendiéndonos a las decisión que dicho país tome por nosotros, en nuestro caso, Estados Unidos, al cual desde hace varios años hemos venido imitando todas sus clases de políticas, ordenanzas y estrategias para gobernar donde nos confunden y no sabemos ni siquiera, por decirlo así, “el que realmente manda”.

 

¿Pero que hacemos los colombianos al respecto? Nada, así de sencillo es, vivimos en un constante silencio estúpido que se alimenta con nuestra falta de carácter.

 

Los colombianos debemos estar consientes de lo que nos falta, pero también de lo que si tenemos y con lo que realmente contamos, este debe ser el motivo para superarnos, allí es donde debe radicar la fertilidad de este orgullo.

 

De esta forma, William Ospina, señala que actuamos como una sociedad señorial colonizada, avergonzada de si misma y vacilante en asumir el desafío de conocerse y reaccionar. Los problemas de nuestro país también tienen que ver con la falta de identidad, es necesario creer en nuestras capacidades. 

 

HEBERT DANIEL AVIVI VALLEJO         11.2

 

 CRITICA

VALERIA MARIN LUJAN      11.2

Nuestra tradición se fundamenta en la revolución francesa y la declaración de los derechos humanos, lo mismo que sus ideales de libertad, la igualdad y la fraternidad. Diciendo así que todos los colombianos somos procedentes de estas revoluciones, pero solo para lograr nuestra propia revolución nos falta gritar “liberte”.

 

Porque desde el descubrimiento del continente americano se suele decir que nuestro país colombiano ha sido incapaz de reconocerse ya que no ha intentado y se ha negado a reconocer todas sus culturas, razas, y recursos naturales que este posee. Nosotros los colombinos  hemos perdido nuestro sentido de pertenencia por que ahora los soldados son los únicos que creen en nuestra patria y los funcionarios públicos no atienden a las necesidades de la población porque nuestro país solo se preocupa por saquear el tesoro público, atropellar la ciudadanía y lucrarse con los bienes ajenos, pero… ¿Dónde está la justicia, nuestra seguridad social, la agricultura y el empleo?  Esto es los que los políticos prometen, pero en realidad aquí solo reina la miseria y la impunidad por que muchas veces los colombianos nos conformamos con lo poco que nos brinda el estado y nadie se queja por el miedo de ser acusados de atentar contra las instituciones. Así como decía el poeta Porfirio Barba Jacob “somos indiferentes a lo que pasa en el país en el cual nada espera ya que nos resignamos a la mendicidad y dejamos a un lado nuestra dignidad”

 

En esta contante lucha por mejorar un país el cual toda la desdicha ha sido por no reconocer lo suyo y cada uno de nosotros debemos luchar con nuestro propio corazón para legar a ser un país un poco más tolerante, hospitalario y amistoso y no seguir en un país donde reine la “inteligencia”, donde somos capaz de engañar al otro sin ningún escrúpulo. Y de esto se puede decir que es la única riqueza que  Colombia posee.

Elizabeth Gallo Velez

Colombia es un pais con unas costumbres propias,sin embargo, pensamos demasiado intentando imitar la cultura de las superpotencias en muchos aspectos,tan importantes como la politica, pasando por lo avances en tecnologia hasta algo tan sencillo como lo es la moda, esto nos limita y hace que seamos cada vez menos autonomos, tengamos desconfianza por cosas que nosotros mismos hacemos.

por otro lado la sociedad no acepta las diferencias y actua por su bien, de una manera tan descarada que termina por subestimar las capacidades de quienes los rodea.

tambien es un pais de infinita bellaza e infinidad de recursos pero estos no son administrados de una manera coherente y que beneficie a todas las personas en general, solo se limita a mejorar algunos lugares para mostrar unos avances influyentes, pero que no permiten avanzar a las demas regiones, todo esto para aparentar una realidad muy diferente a la que se vive en verdad.por ello y por muchas cosas mas es que nosotros como colombianos debemos querer nuestra patria y manifestar nuestros pensamientos para que todo los aspectos que influyen en la vida puedan ser justos y autonomos independientemente de lo que se refleje en los paises desarrollados.