Las ventajas de tener un mouse
Martes, 19 de Mayo de 2009 14:22
El uso del Mouse resulta prácticamente imprescindible para trabajar con Windows y con la mayoría de sus aplicaciones compatibles. El Mouse es como una prolongación de la mano que permite al usuario trabajar “dentro” de la pantalla. Para utilizarlo, lo único que se necesita es  una superficie lisa sobre la cual desplazarlo. Si nunca se ha trabajado con él, los primeros pasos pueden resultar algo difíciles, aunque sus múltiples ventajas pronto se harán evidentes.

El botón derecho, cada vez más importante

En sistemas operativos antiguos, la utilidad de este botón era escasa. Actualmente ha cobrado protagonismo, ya que permite acceder a los menúes contextuales de Windows 98. Unos menúes desplegables con opciones diferentes según el elemento sobre el que se hace clic con el botón derecho del mouse.

Cómo se utiliza
Con el mouse –además de mover el cursor- se pueden realizar tres acciones básicas. Para ejecutarlas, primero deberá llevar el cursor hacia un objeto que esté presente en la pantalla y a continuación:
1.    Haga un clic con el botón. En Windows se utiliza, entre otras cosas, para seleccionar un archivo o carpeta y desplegar un menú, por ejemplo.
2.    Haga doble clic con el botón. Se trata de oprimir y soltar el botón rápidamente dos veces. En Windows conseguiremos, entre otras acciones posibles, abrir documentos, carpetas,etc.
3.    Haga clic con el botón y déjelo apretado. Le será de mucha utilidad para mover elementos –arrastrarlos- de un lugar a otro de la pantalla.